parentesis.com/

El fantasma del acoso: '13 Reasons Why'


A pesar de sus ocasionales clichés, la serie de Netflix mantiene el tacto al explorar problemáticas cruciales para la juventud actual.

por: Lalo Ortega Lalo Ortega

portada de nota
precios de venta

 

¿Qué le sucede a una familia, y a una comunidad, cuando uno de sus miembros se quita la vida? ¿Es algo que simplemente sucede? ¿Qué es lo que lo pudo empujar a tomar una decisión así? “Nunca recibimos una nota”, dicen en un punto de la serie los padres de Hannah Baker (Katherine Langford).

 

A veces, el suicidio del ser querido deja un impacto brutal en el entorno, sin embargo, el suceso parece destinado a caer en la trivialidad, tarde o temprano.

 

Pero Hannah se encarga de que eso no suceda con su historia. 13 Reasons Why, basada en la novela homónima de Jay Asher, comienza justo después del suicidio de ella.

 

Uno de los más afectados por el hecho es Clay Jensen (Dylan Minnette), con quien Hannah trabajaba en un cine local. Su luto da un vuelco el día que, al regresar de la escuela, se encuentra con un paquete que contiene siete casetes de audio, en los que ella describe los 13 sucesos que la impulsaron a quitarse la vida.

 

Es así como la serie comienza a contar dos historias, con un fluir natural entre una y otra. Por un lado, Hannah, narra los eventos que condujeron a su suicidio; por el otro, Clay lidia con las consecuencias.

 

Una vez que comienza a escuchar las grabaciones, aprendemos que él no es el primero ni el último que las ha tenido en su posesión. Hannah dedicó cada lado de los casetes a las personas cuyas acciones repercutieron en su decisión, y dejó instrucciones para asegurarse de que sean escuchadas por todos los involucrados.

 

 

Ésta es una serie que logra poner a la audiencia en los zapatos de su protagonista, pues sabemos tanto como Clay. De pronto, somos arrojados a una realidad en la que no todo es como parece, y todos saben más que él. Incluso si su premisa pudiera parecer mórbida en primera instancia, es precisamente lo que ayuda a que 13 Reasons Why logre trascender su apariencia de mero drama adolescente, para explorar temas tan serios y cotidianos en la realidad juvenil, que van desde el bullying digital hasta el acoso sexual, pasando por la normalización de éste.

 

La serie creada por Bryan Yorkey casi pudiera considerarse lynchiana, en la manera en que presenta la obscuridad y violencia que subyacen a un pueblo americano aparentemente mundano, en el que los adolescentes típicos parecen ir por la vida como si nada ocurriera: los atletas, los “raros”, las porristas, los intelectuales…

 

Sin embargo, constantemente se nos recuerda que esto no se trata de un sueño, incluso si la narración de Hannah diera esa sensación (a veces, a costa de caer en algunos clichés sentimentaloides).

 

La libertad que Netflix da a los creadores de sus producciones originales es puesta a buen uso en 13 Reasons Why, puesto que, con tacto suficiente y sin llegar a sensacionalizar las circunstancias, la historia llega a adentrarse en zonas sumamente oscuras. Al igual que Clay a través de sus audífonos, somos obligados a presenciarlo todo sin poder desviar la mirada, incluso si quisiéramos hacerlo.

 

 

Estamos ante una serie cuyo argumento está hilado de forma fina y paciente, perfectamente bien filmada y, en general, actuada por un elenco que brinda seriedad a los sensibles temas que tiene en las manos.

 

Pero por el puro mérito del tratamiento que dan a estos últimos, 13 Reasons Why es, en definitiva, una de las producciones más relevantes de Netflix a la fecha, culturalmente hablando. Este nuevo serial, sin duda, se colocará entre los mejores de la plataforma en 2017, y es uno que no sólo merece ser visto con calma, sino analizado frente a problemáticas que aún permean a nuestra sociedad en pleno siglo XXI, como la cosificación de las mujeres, el sistema de educación, las presiones a las que son sujetos los adolescentes y la humillación de las personas por vía de los medios digitales.

 

Para Hannah Baker todo comienza con una foto difundida por todos los celulares de la preparatoria. En la era digital, evidentemente, el acceso y difusión de la información es más fácil que nunca, lo que otorga una libertad sin precedentes. El hecho de que podamos, ¿quiere decir que debamos?

 


13 Reasons Why

Creación: Bryan Yorkey

Reparto principal: Dylan Minnette, Katherine Langford, Christian Navarro, Alisha Boe, Brandon Flynn, Justin Prentice, Miles Heizer, Devin Druid, Ross Buttler, Kate Walsh y Derek Luke

Estreno: 31 de marzo de 2017

Plataforma: Netflix

Comenta:

separador de nota