¿Cursos en línea? Aquí 5 requerimientos básicos para realmente sacarles provecho

Noviembre 30, 2020

por: Redacción Paréntesis

Desde qué tan rápido debe ser el paquete de internet hasta el tipo de audífonos que te serán más útiles, échale un ojo al listado.

Hoy más que nunca los cursos y la educación en línea son la mejor alternativa no sólo para continuar aprendiendo, sino también para desarrollar nuevos talentos o simplemente especializarnos en el tema que más te interese; por lo que sí estás considerando inscribirte a uno, tienes que echarle un ojo a este contenido preparado para ti, pues enlistamos los requerimientos técnicos básicos para que realmente te apliques.

 

¿Has tomado alguna clase en línea en los últimos seis meses?

Cargando Resultados...

 

Métele a la velocidad

Contar con un espacio privado y sin ruido es tan básico, como lo es tener un buen ancho de banda. Recuerda que una buena conexión te permitirá disfrutar de la clase de forma fluida y visualizar el contenido del taller o curso con la mejor definición posible.  

 

Es recomendable que destines la mayoría de la red cuando te conectes, por esto, lo mejor es hacerlo cuando las personas con las que cohabitas no están empleando internet, por ejemplo, las mañanas o las noches. 

 

Toma en cuenta que la velocidad ideal para que no experimentes problemas de conexión o retraso es de, al menos, 20Mbps. 

 

Súbele pa' que escuches

El audio es casi o más importante que la imagen, por eso unos buenos audífonos serán tu mejor compañero de clases. Nuestra recomendación es que busques unos audífonos de diadema que incorporen cancelación de ruido y un buen sistema de micrófonos, échale un ojo a la reseña en video de estos Sony que probamos recientemente. 

 

Si lo tuyo son opciones más portátiles o pequeñas, tal vez deberías considerar unos auriculares que igualmente te ofrezcan la cancelación de audio pero en un modelo compacto; para esta tarea te sugiero que pruebes los Freebuds 3i de Huawei, también los utilizamos y nos encantaron. 

 

Hazte un tiempo

Lo sabemos, seguramente estás muy ocupado y tienes mil pendientes, sin embargo, considera que un curso o taller en línea no es una pérdida de tiempo, sino una inversión. Por eso, nuestra siguiente recomendación va en este tenor. 

 

Antes de inscribirte, investiga la duración total del curso, así como los horarios y formato de impartición ya que hay algunos talleres en línea en vivo y otros grabados, debes optar por el que mejor se ajuste a tu agenda y, más importante, te garantice no abandonar el proyecto. 

 

¿En qué tema estarías más interesado para tomar un curso en línea?

Cargando Resultados...

 

Los expertos sugieren destinar entre tres y cuatro horas semanales para este tipo de talleres, esto sin considerar los tiempos de práctica o investigación adicionales. 

 

Identifica y rectifica

El confinamiento provocado por la pandemia impulsó la generación de este tipo de contenidos por lo que actualmente hay una gran variedad de cursos y talleres disponibles, desde clases de cocina hasta tutoriales para aprender a tocar un instrumento. 

 

Sin embargo, sabemos que la amplia oferta también puede resultar caótica o confusa, ¿cuál elegir?, ¿me aburriré?, ¿en verdad aprenderé algo? Todas estas interrogantes se responden probando y si no te gusta ni te preocupes, ya que una de las ventajas de este tipo de talleres es que, a diferencia de uno presencial, darte de baja o dejar de asistir en caso de no cumpla con tus expectativas es más sencillo. 

 

¿Qué horario es más cómodo para ti? (duración aprox. del curso - 12 horas)

Cargando Resultados...

 

Nuestra recomendación es que antes de inscribirte, investigues toda la información disponible sobre el curso y similares para asegurarte que la temática elegida vaya acorde a tu nivel e intereses. 

 

Rompe el cochinito

Aunque se imparten en línea, la realización y producción de estos contenidos puede llegar a ser igual de costosa que un taller presencial, por ello debes considerar cuánto estás dispuesto a invertir en aprender algo nuevo, ya que como te mencionaba anteriormente hay desde opciones gratuitas hasta las más costosas. 

 

Y aunque no siempre el precio es reflejo del contenido y la calidad, éste te puede servir de parámetro para calcular cuál es el costo promedio del taller que te interesa.  Nuestra recomendación es que no escatimes, recuerda que más vale ahorrar e invertir en aprender algo nuevo que despilfarrar tu dinero en gastos hormiga. 

 

¿A qué precio considerarías que un curso no es caro y está dentro de tu alcance?

Cargando Resultados...