parentesis.com/

Se unen repartidores de apps para buscar mejores condiciones


El movimiento comenzó en Twitter y ha logrado trascender hasta instituciones gubernamentales.

por: Redacción Paréntesis Redacción Paréntesis

portada de nota
precios de venta

Saúl Gómez y Brian Estrada, miembros de Ni Un Repartidor Menos

 

Repartidores de apps como Uber EATS, Rappi y SinDelantal crearon en Twitter la iniciativa #NiUnRepartidorMenos, con la que buscan mejorar las condiciones laborales para este segmento, el cual, en sus palabras, es uno de los más descuidados y riesgosos no sólo en la Ciudad de México, también a nivel nacional.

 

Actualmente México ocupa el noveno lugar a nivel mundial en accidentes viales y, según datos del C5 capitalino, en los últimos cuatro años han muerto más de 2 mil 397 personas en accidentes de tránsito, de las cuales mil 597 fueron atropelladas.

 

La iniciativa está soportada por la cuenta de Twitter @repartidorr en la que además de alzar la voz, los bicimensajeros comparten información sobre percances viales, noticias que podrían impactar su trabajo o incluso evidenciar a conductores imprudentes. 

 

“Nosotros como Ni Un Repartidor Menos queremos generar mejores condiciones de trabajo, porque es un trabajo para nosotros. Buscamos soluciones como, por ejemplo, que puedan adaptar el seguro de trabajadores y trabajadoras del hogar para nosotros y que una parte la pague el patrón, otra el gobierno y el resto nosotros", explica Saúl Gómez, fundador y organizador, en entrevista con PARÉNTESIS. 

 

Cabe señalar que Uber cuenta con un seguro reembolsable para sus socios, aplicable sólo en caso de que el accidente ocurra mientras se entrega el pedido.

 

Gómez relata que Ni Un Repartidor Menos surgió tras el fallecimiento de José Manuel Matías, quien fue arrollado por un camión de carga mientras hacía un pedido. Sin embargo y lamentablemente no es el único caso, pues la mayoría de los integrantes de esta organización ha sufrido algún tipo de accidente, tal es el caso de Brian Estrada quien en abril de este año fue atropellado por un automóvil que se pasó un alto. 

 

Las demandas del colectivo no sólo son hacia las empresas, también se han reunido con SEMOVI para exigir que los lugares designados a motocicletas sean respetados y que se apliquen mayores sanciones a los automovilistas que decidan pasarse la luz roja.

 

Adicionalmente, Ni Un Repartidor Menos ha creado distintos grupos alrededor de la República Mexicana para mantenerse en comunicación y cuenta con una base de datos que reúne información de los miembros como son su nombre completo, teléfono, tipo de sangre, teléfono de emergencia y alergias.

 

"Esto funciona con un sistema creado por nosotros mismos llamado Rayado de mochila, así en caso de un un accidente, cualquier persona pueda comunicarse con los nosotros y brindar el número colocado en la mochila para notificar lo que sucedió", expone.

 

 

Ni Un Repartidor Menos también cuenta con un mapa de zonas rojas, fraudes y asaltos elaborado por ellos mismos y que han compartido tanto con empresas privadas como autoridades locales. 

 

Además de desarrollar sus propias bases de información como la Bitácora de Guerra, un registro de accidentes, causas de los mismos, porcentaje por imprudencias viales, violaciones al reglamento de tránsito tanto del automóvil como del repartidor, asaltos, robos y zonas rojas; o la Bitácora de acoso, con el registro de compañeros, vigilantes, restaurantes y usuarios que han acosado a las repartidoras. 

 

Así, los bicimensajeros que llevan tu comida o pedidos  buscan proteger su integridad ante la falta de educación vial que impera en la Ciudad de México.

Comenta:

separador de nota