parentesis.com/

'The Crown': larga vida a la reina de Netflix


El fascinante drama histórico es la producción más cara de Netflix a la fecha, y con buena razón.

por: Lalo Ortega

Pocas producciones pueden encapsular su esencia con su primera escena como lo logra The Crown: un hombre, a quien después reconoceremos como el rey Jorge VI (Jared Harris), escupe sangre en un trabajoso ataque de tos: tiene cáncer. Un monarca que insiste en mostrarse impasible en público, pero que sufre en privado, una alegoría de la trágica dualidad que recae sobre su hija, Isabel II (Claire Foy), al ascender súbitamente al trono británico.

 

Humanizar a la realeza del Reino Unido es uno de los grandes méritos de esta serie creada por Peter Morgan (escritor de La reina y El último rey de Escocia), en mancuerna con Stephen Daldry (director de Billy Elliot) como productor ejecutivo.

 

Lo que en primera instancia parece una biopic de la actual reina británica, se convierte en un retrato de sus cortesanos, familiares, primer ministro y Reino Unido de la posguerra.

 

Y sí, aunque el hilo narrativo es dado por los primeros años de reinado de Isabel II, el alma de la serie –10 capítulos– está en la vida tras las puertas del Palacio de Buckingham y del número 10 de Downing Street, residencia del primer ministro Winston Churchill (interpretado brillantemente por John Lithgow).

 

The Crown evita caer en el terreno de los documentales o libros de historia al brindar actuaciones verdaderamente empáticas y humanas, al mostrar a sus personajes a la vez privilegiados y victimizados por la política y la tradición de la que forman parte.

 

Otro aspecto por el que brilla esta serie, quizá aún más que por el trabajo de su elenco, es por un diseño de producción y de vestuario, que sólo pueden describirse como sublimes y que desquitan la supuesta inversión de Netflix por 100 millones de libras.

 

La coronación de Isabel II es sólo un ejemplo del detalle con el que sets y vestuarios fueron replicados para transportarnos al Reino Unido de mediados del siglo XX. Toda la magnificencia es acentuada por el gran trabajo cinematográfico de Adriano Goldman y Ole Bratt Birkeland.

 

La cereza del pastel la brinda el tema principal, compuesto por el siempre excelente Hans Zimmer (El origen, El caballero de la noche...), que captura, a la vez, la soledad acarreada por el poder y la intriga que éste genera.

 

En contraste con varias series actuales (particularmente en Netflix), The Crown no está hecha para mirarse de principio a fin en una sola sesión. Es un relato que, a pesar de la grandeza de los personajes que retrata, alcanza la excelencia en los detalles más pequeños y personales. Es una serie hecha para admirarse.

 

The Crown

Creación: Peter Morgan

Reparto principal: Claire Foy, Matt Smith, Vanessa Kirby, John Lithgow, Eileen Atkins, Jeremy Northam, Victoria Hamilton, Ben Miles, Greg Wise, Jared Harris

Estreno: 4 de noviembre de 2016

Plataforma: Netflix

Comenta: