parentesis.com/

Bill Gates bebe lo que minutos antes eran aguas negras


Un nuevo proyecto de la Fundación Bill y Melinda Gates ofrece una innovadora solución al tratamiento de aguas sucias.

por: Celia Ramírez Zolezzi Celia Ramírez Zolezzi

portada de nota
precios de venta

Durante la semana más importante del año para la tecnología, pocas cosas son noticia más allá de los anuncios y presentaciones del CES 2015, pero una de ellas es sin duda Bill Gates, quien desde antes de que dejara su puesto como CEO de Microsoft se ha dedicado a desarrollar un sinfín de proyectos tecnológicos y altruistas que buscan cambiar y mejorar el mundo.


Nota relacionada: Bill Gates dice que para el año 2035 no habrá países pobres


Uno de ellos es el recién mostrado proyecto del Omniprocessor, una ingeniosa máquina diseñada y construida por la empresa Janicki Bioenergy, la cual transforma desperdicios humanos o aguas negras/ residuales (procedentes de las cañerías) en agua totalmente purificada, además de que genera electricidad en el proceso.

 

¿Cómo funciona?

El proceso parece bastante sencillo y tiene el componente adicional de ser benéfico para el medio ambiente y útil para comunidades que necesiten una fuente alternativa de energía.

 

Mediante diversos aparatos, el agua sucia pasa por tubos y llega a contenedores que hierven el agua para crear vapor de agua que separa los líquidos de los residuos sólidos.

 

Un vez separados, los residuos sólidos se secan y son alimentados a un contenedor con fuego, con el cual se genera vapor caliente a alta presión, el cual es enviado a una máquina de vapor que alimenta un generador de luz que le da el poder a toda la maquinaria utilizada, además de que genera electricidad suficiente para dotar de luz a las comunidades que rodeen toda esta impresionante instalación.

 

Por su parte, el agua generada por el vapor en las primeras etapas viaja por un sistema de tuberías completamente limpio hasta llegar a un contenedor que ahora almacena agua totalmente purificada que puede ser usada para el consumo humano, es decir, que está lista para tomarse y es tan pura como cualquier otra.

 

Para demostrarlo, Gates tomó de esta agua, comentando que le supo tan bien como cualquier otra agua purificada del mercado. Si algo no se puede negar es que el fundador de Microsoft cree firmemente en sus proyectos.

Comenta:

separador de nota