parentesis.com/

La tecnología puede mejorar la movilidad en la CDMX


La Movilidad Inteligente mejora la calidad y eficiencia en el transporte, y reduce costos y contaminantes.

por: Redacción Paréntesis Redacción Paréntesis

portada de nota
precios de venta

Si has utilizado los diferentes servicios de transporte público de la Ciudad de México, sabrás que resultan insuficientes e ineficientes para la demanda que existe, sobre todo en las llamadas “horas pico”.

 

Ante este panorama, el Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo (ITDP, por sus siglas en inglés) recomienda el uso de la tecnología para mejorar la movilidad en la metrópoli. Esto consiste en aplicar la llamada Movilidad Inteligente, es decir, un conjunto de soluciones basadas en las tecnologías de la información y la comunicación.

 

Los beneficios de la Movilidad Inteligente se traducen en seguridad, mayor calidad y eficiencia en los servicios de transporte, menos tiempo de trayectos, ahorros económicos y mayor sustentabilidad.

 

Gonzalo Peón, director adjunto para México de ITDP, explicó que las dependencias relacionadas con la movilidad y los sistemas de transporte como Ecobici, Metro, Trolebús y Metrobús, utilizan datos, los cuales podrían ser analizados en conjunto e interconectados, para lograr la implementación de la Movilidad Inteligente. 

 

 

Sin embargo, de todos ellos, el único sistema que tiene sus datos abiertos para que cualquiera pueda consultarlos, es Ecobici.


 
Movilidad inteligente aplicada a Ecobici

Para mostrar con mayor claridad el uso de datos para la Movilidad Inteligente, el Centro de Investigaciones en Computación (CIC), del IPN, desarrolló un estudio al Sistema de Transporte Individual Ecobici.

 

Carlos Esquivel, investigador del CIC, comentó que, entre los datos que Ecobici brinda, se encuentran la edad y género de los usuarios, las estaciones en las que abordan la bicicleta y aquellas en las que las devuelven, los horarios de sus viajes, así como la cantidad de estaciones existentes, su ubicación, capacidad y el estado en el que se encuentran (en funcionamiento o no, con o sin bicicletas disponibles, y con o sin espacios libres para dejarlas).

 

Gracias al análisis de estos datos, fue posible saber que es el séptimo sistema en su tipo más grande del mundo, cuenta con 452 cicloestaciones distribuidas en 43 colonias de tres delegaciones de la ciudad, cubre un área de 35 kilómetros cuadrados, funciona con más de 6 mil bicicletas, tiene más de 236 mil usuarios registrados, y se han realizado más de 39 millones de viajes desde su establecimiento, en 2010. 

 

 

Por otro lado, Esquivel destacó que 26.63% de los usuarios son mujeres, el 50% de ellas oscila entre los 21 y 31 años, mientras que sólo 1% es mayor de 71 años. Además, el servicio es utilizado incluso por personas mayores de 80 años, quienes han realizado aproximadamente el 2% del total de viajes del servicio, que son alrededor de 700 mil.

 

También se detectó que, desde 2015, los usuarios recurren principalmente a 10 cicloestaciones, debido a su ubicación céntrica, en avenidas principales o en zonas donde se concentran empresas y lugares de trabajo, y que se encuentran cerca de otros medios de transporte, como Metro y Metrobús. Entre las zonas con más demanda, destacan Buenavista, Reforma y Polanco.

  

“Estos datos nos permiten definir nuevas rutas, así como la apertura y reacomodo de cicloestaciones, reforzar la información del incremento de bicicletas para su mejor aprovechamiento, así como una mayor coordinación con otras instancias de gobierno para atender a los distintos usuarios”, comentó el investigador del IPN.

 

Así, el paso que sigue es aplicar este conocimiento generado para mejorar el servicio de Ecobici, al hacer más eficientes las estaciones, planear mejor la distribución de las bicicletas en cada una de ellas, según la cantidad de usuarios que las visitan, crear nuevas rutas, colocar carriles especiales para los ciclistas, abrir nuevas estaciones y optimizar las tarifas. 

 

 

Además, se pretende optimizar la plataforma web y la app del sistema, para que los usuarios reciban información más completa y oportuna, de modo que puedan saber, por ejemplo, no sólo en cuáles estaciones hay o no bicicletas, sino también espacios disponibles para devolverlas.

 

Finalmente, Salvador Medina,  coordinador de Desarrollo Urbano de ITDP, destacó la labor del Reino Unido en materia de Movilidad Inteligente como una de las referencias que continúa a la vanguardia en el mundo, y agradeció el apoyo que ha brindado la Embajada Británica en México a través del Fondo de Prosperidad para la realización de este diagnóstico, recomendaciones e iniciativas para la Ciudad de México.

Comenta:

separador de nota